1. Preguntas más frecuentes sobre alpargatas

¿Puedo enviarte una tela y pedir que me elabores alpargatas con ella? Si, para estos casos debe ponerse en contacto con nosotros, así concertaremos dónde y cómo enviar la tela, qué diseño le gusta más y le haremos el presupuesto del pedido.

Me he equivocado al hacer el pedido ¿Puedo devolver las alpargatas que me habéis hecho? Si al hacer la compra se equivoca debe tener en cuenta que al ser productos elaborados de forma artesanal y previo pedido, no procederá la devolución, por eso le rogamos que revise las tablas de tallas y compruebe siempre la compra antes de finalizarla. Si somos nosotras, quienes al elaborar las alpargatas, cometemos un error en el tejido o en la talla, se permitirá la devolución y asumiremos los gastos de devolución y nuevo envío.

¿Cómo puedo mantener perfectas y limpias mis alpargatas? Para tener siempre perfectas sus alpargatas puedes limpiarlas con cuidado, teniendo en cuenta que nunca debe meter el yute en agua, ya que se endurece y se estropea. Para limpiar sus alpargatas necesitarás lo siguiente: Un cuenco con agua templada; un jabón suave humedecido; un cepillo de uñas o de dientes y tres trozos de tela o trapo, a poder ser de microfibra. Coloque uno de los trapos en el interior de la alpargata, así se absorberá el agua por la zona interior de la alpargata y además evitaremos mojar la parte interior de la alpargata. Pase el cepillo de uñas o dientes sobre el jabón humedecido y mételo durante unos segundos en agua templada. Así conseguirá que se disuelva aún más, y pasamos ya a limpiar las alpargatas en 3 pasos: 1. Frote el cepillo con jabón tanto en la parte de la tela como en las tiras de yute de la suela de la alpargata. 2. Humedezca ligeramente un segundo trapo y pásalo por la tela de la alpargata para retirar todos los restos de jabón que se hayan podido quedar. 3. Por último, humedezca ligeramente el tercer trapo y pásalo por las fibras de yute para retirar los restos de jabón de la suela. Deje las alpargatas al aire libre para que se sequen pero no las ponga directamente pues puede estropearse el color de la tela.

Si las alpargatas tienen cintas, lee aconsejamos que se las quite antes de limpiarlas y las lave aparte con un poquito de jabón y agua templada, frótalas manualmente y cuélguelas al aire libre bien estiradas.

¿Cómo hacéis las alpargatas? Hacemos dos tipos de alpargatas: 1. Las que confeccionamos con nuestro patronaje y luego montamos y cosemos a mano sobre suelas de yute y caucho. 2. Las que confeccionamos sobre alpargatas ya montadas, forramos a mano y adornamos, como por ejemplo las cuñas.

2. Preguntas más frecuentes sobre muñecos

¿Para qué edades recomendáis vuestros muñecos? La ropita de los conejitos de María de Cántaro puede tener algún pequeño broche o botón, por lo que si va destinado a un bebé debe indicarnoslo al hacer el pedido, pues en ese caso confeccionamos la ropita con otros sistemas de cierre aptos para ellos. Las muñecas de María de Cántaro no son aptas para bebés.

¿Puedo enviarte una tela y pedir que me elabores un conejito o muñeca con ella? Si, para estos casos debe ponerse en contacto con nosotros, así concertaremos dónde y cómo enviar la tela, qué diseño le gusta más y le haremos el presupuesto del pedido.

Me he equivocado al hacer el pedido ¿Puedo devolver los muñecos que me habéis hecho? Si al hacer la compra se equivoca debe tener en cuenta que al ser productos elaborados de forma artesanal y previo pedido, no procederá la devolución, por eso le rogamos que revises y compruebe siempre la compra antes de finalizarla. Si somos nosotras, quienes al elaborar los muñecos, cometemos un error se permitirá la devolución y asumiremos los gastos de devolución y nuevo envío.

¿Puedo lavar los muñecos de María de Cántaro? Los conejitos se pueden lavar pero siempre disolviendo un poco de jabón en agua fría o un poco templada. Pase un trozo de tela o trapo, a poder ser de microfibra por la zona manchada y retire el exceso de jabón con un segundo trozo de tela seca. Si está muy sucio puede introducir el conejito en el agua y frotarlo con suavidad, No lo meta nunca en la lavadora. Déjelo secar al aire libre sin estrujar o retorcer. Las muñecas también se pueden lavar pero siempre, como con los conejitos disolviendo un poco de jabón en agua fría o un poco templada. Pase un trozo de tela o trapo, a poder ser de microfibra por la zona manchada y retire el exceso de jabón con un segundo trozo de tela seca. No debe introducir la muñeca en agua, pues el fieltro del pelo puede endurecerse, No la meta nunca en la lavadora. Déjela secar al aire libre sin estrujar o retorcer.